viernes, 30 de diciembre de 2011

14

El dinero en los viajes

  • Tarjetas o dinero en efectivo. Tarjetas de crédito y débito. Cheques de viajes. Consejos sobre el dinero en los viajes. Cómo llevar el dinero.
dinero en los viajes, tarjetas de crédito, como guardar el dinero, vuelta al mundo, round the world, información viajes, consejos, fotos, guía, diario, excursionesMonedas utilizadas en nuestra vuelta al mundo

Otro asunto importante en los viajes es el tema del dinero. Hay varias maneras de solventarlo: Llevando dinero en metálico, llevar cheques de viaje (travel checks) o disponer de tarjetas de crédito o débito. Cada sistema tiene sus ventajas o desventajas por lo que es mejor combinar varios, lo importante es no quedarte desprotegido en un país remoto, donde no haya ni representación consular para que te eche una mano.

Dinero en efectivo
Es la mejor opción cuando el viaje es de corta duración o no tenemos intención de gastarnos mucho por haber contratado un paquete vacacional de Todo incluido.
Lo normal es solicitar en nuestro banco el cambio en la moneda del país a visitar, el cambio es el oficial de ese día pero nos cobra una comisión del 0,5 al 4%, con un mínimo de 3 a 5 euros por la transacción, siempre dependiendo de la entidad financiera a la que acudamos.
Para que el mínimo de comisión no encarezca el cambio, es recomendable hacer el cambio de una sola vez, pequeñas cantidades no son rentables. Aprovechar para pedir billetes según vuestras necesidades, especialmente pequeños, por ejemplo de un dólar para dar propinas.
Hay muchas divisas que no están disponibles en los bancos y se deben comprar al llegar al país, si es así, cambiar una pequeña cantidad en el aeropuerto y dejar para otro día la cantidad importante una vez comparado el cambio en las distintas agencias, seguro que os llevaréis agradables sorpresas.
Hay divisas internacionalmente aceptadas en todas partes como son el euro y el dólar, los españoles lo tenemos muy fácil en Europa al tener moneda única, esto nos ahorra muchas comisiones.
Aunque no es recomendable llevar mucho dinero en metálico, 600 euros en billetes de 100 no ocupan mucho y nos sacarán de mas de un apuro si por algún motivo no podemos hacer uso de las tarjetas de crédito. Hay muchas maneras de camuflarlo lejos de los amigos de lo ajeno: En cinturón monedero, riñonera bajo la ropa, bolsillo cosido en el interior de un vestido...
Otro consejo es no llevar todo el dinero en el mismo sitio, distribuirlo en varios lugares, si te roban o eres asaltado, no perderás todo.

Tarjeta de Crédito
Es una forma sencilla de no manejar dinero en efectivo ya que te permiten pagar servicios y hacer compras aplazando el pago en una cuenta asociada, normalmente a primeros del mes siguiente. Puedes sacar dinero en efectivo de los cajero o hacer un cash advance o sea, desde una agencia bancaria te pasan la tarjeta como si fuera una compra y te dan dinero en efectivo menos su correspondiente comisión.
Disponer de esta tarjeta te concede ciertos derechos del consumidor como la garantía de devolución... y las mas prestigiosas llevan asociadas un seguro gratuito de viaje y accidentes.
Todas las tarjetas están aseguradas y protegidas en caso de robo, extravío y uso fraudulento, siempre que se comunique inmediatamente el incidente al número de teléfono de atención al cliente que aparece en el reverso de la tarjeta.
Las tarjetas de crédito son las mas aceptadas, ya que los vendedores se aseguran el cobro al instante, mientras que las de débito necesitan comprobar a través de la entidad emisora de la tarjeta si tienes saldo y muchas veces el establecimiento no logra comunicarse. Hay países, como por ejemplo Túnez, que es muy difícil encontrar un sitio donde te acepten tarjetas de débito. Alquilar un coche o reservar una habitación habitualmente te piden tarjeta de crédito como garantía que te harás cargo de los desperfectos, gastos extras o para asegurarse del cobro.
Por el uso de la tarjeta, tanto de crédito como de débito, te cobran una comisión entorno a un 3%, con la de la tarjeta de crédito la comisión es mayor, oscila entre un 2,5 % y un 9 % , como no es la misma de un banco a otro, es bueno conocer las comisiones que te aplicarán. En la webs de cada entidad bancaria aparece éstas, pero no es fácil encontrarlas, lo mejor, si sois españoles, es entrar en la web del Banco de España donde aparecen todas ellas.
Todas las tarjetas disponen de un PIN o número de seguridad que se teclea al hacer la compra. Sino os piden como segunda medida de seguridad el Documento Nacional de Identidad, por dejadez del empleado o por que no exista éste como en Gran Bretaña, ser cautos al teclear el código, ya que basta que os roben mas tarde la tarjeta y conociendo el PIN, os dejen limpia la tarjeta.
Todo tipo de tarjetas tienen comisiones por emisión o renovación es una cantidad fija de 12 a 50 euros anuales, muchas entidades te la ofrecen gratis el primer año o por domiciliar tu nómina.
Hay también otras comisiones por transferencias de fondos o por sacar dinero en los cajeros, siempre que no sea el propio de tu entidad bancaria que es gratis.
Aún debiendo pagar una comisión en un cajero del extranjero (del 1% al 4%) para disponer de efectivo, siempre te será mas barato que cambiar en una oficina de cambio, que a veces se llevan de comisión hasta un 15%.
Las tarjetas mejor aceptadas en todo el mundo son Visa, MastercardAmerican Express y Diners Club.

Tarjetas de Débito
Tienen las mismas cualidades que las tarjetas de crédito, con la ventaja que puedes controlarte mejor el presupuesto, ya que te deducen inmediatamente de tu cuenta las compras y no tienes sorpresas de descubiertos (números rojos) que te cobrarían exagerados intereses el banco (hasta 2.5 veces el interés legal del dinero) por excederte del dinero disponible.
Las comisiones por el uso de las tarjetas de débito son mas bajas que las de crédito, entre el 1,5 % y el 5%, pero como he comentado antes, no en todos los sitios son aceptadas las primeras, aunque nosotros, durante la vuelta al mundo, utilizamos una Visa de débito en todos los sitios y únicamente en un hotel de Hong Kong pusieron pegas, pero al insistirles que no teníamos otra ni disponíamos de dinero en efectivo, terminaron por aceptarla.
Las tarjetas de débito mejor aceptadas son Mastercard Debit y Visa Electron, con mas de un millón de cajeros automáticos repartidos por todo el mundo.

Cheques de Viaje
Los cheques de viaje o travel checks son otra opción, se trata de documentos emitidos por una entidad financiera que permiten ser utilizados como si de billetes se trataran o cambiados a dinero en efectivo. Se emiten en diferentes cantidades que aparecen impresas en el mismo cheque junto con la entidad emisora y la firma del titular. La cantidad aparece en una divisa determinada: Euros, dólares, libras esterlinas.. y pueden utilizarse a modo de billetes con la seguridad que si se pierden o te los roban no podrán cobrarlos nadie ya que son nominativos, la entidad te los repondrá en 24 horas.
Personalmente únicamente los he utilizado en un viaje y la verdad que tienen muchos inconvenientes, pagas comisión por comprarlos y luego cuando los entregas, lo que supone cerca a un 10 %. Además, no en todos los sitios los aceptan, en Portugal tuve que suplicar en un hotel que me cambiara varios a metálico, porque no había manera de canjearlos en ningún sitio.
Otro inconveniente es que no los hay de todas las divisas de los lugares a visitar, por lo que deberás cambiarlos a la moneda local lo que te supone otro 5% de comisión añadida.


Recomendaciones sobre el dinero
  • Antes de decidirte por una tarjeta infórmate en varias entidades ya que los bancos pueden fijar libremente sus comisiones y hay grandes diferencias entre ellos. Hay tarjetas para jóvenes menores de 30 años, como la de débito Tarjeta NX de Abanca (antes Novagalicia) o Cuenta Joven de Evo Banco que no cobran comisión por sacar dinero en el extranjero.
  • Lee detenidamente las clausulas del contrato de la tarjetas para no llevarte sorpresas.
  • Evita los impagos, ya que es como si el banco te prestase dinero a un exagerado interés y además te aplica una comisión por reclamación de impagado.
  • Utiliza siempre que puedas las tarjetas de débito, las comisiones son mas bajas que las de crédito y además puedes controlar mejor el presupuesto ya que el cargo aparece inmediatamente.
  • Llevar mas de una tarjeta por que puede rayarse la banda o inutilizarse el chip, sobretodo si el viaje es de larga duración como la vuelta al mundo.
  • Si en el extranjero utilizas la tarjeta para sacar dinero, hazlo lo menos posible, para que el mínimo fijo de comisión no encarezca el cambio.
  • Comprueba que el límite diario de tu tarjeta sea lo suficiente para pagar tus gastos, si te pasas, te la rechazarán.
  • Es importante la rapidez en reponerte la tarjeta si te la roban o pierdes. Visa Oro y American Express tienen un seguro de reposición en 24 horas.
  • Al pagar los servicios no perder de vista la tarjeta pueden clonarla o utilizarla indebidamente. Guarda siempre los recibos por si necesitas hacer alguna reclamación.
  • Antes de viajar pásate por tu oficina bancaria para que te activen las tarjetas y las puedas usar en el extranjero.
  • Asegúrate que tu PIN no es mas largo de 4 dígitos, ya que la mayoría de cajeros asiáticos no están preparados para un número mayor y no podréis hacer uso de la tarjeta. En China muchas terminales no están adaptadas para leer tarjetas internacionales y os las rechazarán, dirigiros a una sucursal del Bank of China para no tener problemas.
  • Si vais a utilizar cheques de viaje elegir los que estén mundialmente aceptados en el mayor número de países.
  • Al hacer el cambio, proveerse de metálico o billetes de pequeño valor para utilizarlo como propinas.
  • No llevar el dinero en un solo sitio, si te roban, perderías todo.
  • Procura no cambiar en los aeropuertos, hoteles o agencias abiertas las 24 horas, el cambio es siempre muy desfavorable.
Cuento de Navidad
Posts relacionados: Información para viajar
.

jueves, 15 de diciembre de 2011

18

CUENTO DE NAVIDAD

Hacer click sobre la imagen para ver el vídeo FELIZ NAVIDAD

En estas entrañables fechas queremos desearos que paséis una FELIZ NAVIDAD en compañía de vuestros familiares, amigos y seres queridos. Nuestros mejores deseos para todos los que nos seguís desde los diferentes países del mundo, que la alegría, amor y felicidad inunde nuestros corazones.
Estas fechas son una oportunidad para recordarnos de las personas que apreciamos y demostrarles, a través de una felicitación navideña o un e-mail, cuánto nos importan. Vosotros ya formáis parte de nuestros amigos, gracias por las visitas, comentarios y compartirnos vuestros sueños viajeros, esperamos gozar de vuestro favor por muchos años mas.
Este año, a punto de finalizar, ha estado marcado por la crisis y dificultades económicas, confiamos que estos malos momentos se superen y el nuevo año 2012 venga cargado de bonanzas. FELIZ Y PRÓSPERO AÑO NUEVO a todos.
Es difícil encontrar una manera original de felicitaros estas fiestas sin recurrir a los tópicos, pensando en la crisis, se me ha ocurrido escribir un cuento navideño, en realidad es una adaptación de un e-mail anónimo sobre economía que me reenviaron Pedro y Nisa, una pareja amiga de Encuentro Matrimonial, grupo al que nosotros también pertenecemos. Lo he convertido en un cuento de Navidad, pero de cuento no tiene nada, aunque lo vuelvas a leer buscando su lógica, en realidad la economía funciona así: Si se mueve el dinero, se acabó la crisis.


CUENTO NAVIDEÑO SOBRE LA CRISIS
Erase una pequeña ciudad perdida en el interior de España junto a una carretera nacional. Hace tiempo que la crisis viene azotando este lugar, todos sus habitantes tienen deudas y apenas sobreviven a base de préstamos, que incluso los bancos ya les niegan porque no aceptan sus hipotecas. Están en vísperas de Navidad, pero todo esta triste, las pocas tiendas que no tienen el cartel de “Se alquila” están vacías de compradores, las luces de los adornos navideños están apagadas porque el Ayuntamiento no puede sufragar la factura de la luz, las calles están desiertas...
No menos sórdido es el interior de las casas, sus moradores que en otro tiempo estarían escuchando los alegres villancicos, ahora están deprimidos y cabizbajos pensando cómo se las arreglarán para saldar sus deudas o comprar mañana la cena de Navidad, muchos miembros de la familia están en el paro, tampoco podrán disfrutar de la presencia de sus hijos porque emigraron al extranjero en busca de trabajo, las facturas se les acumulan...
Por fortuna, un obeso y barbudo ruso (antes hubiera dicho un americano) para con su lujoso coche en el único y pequeño hotel de la ciudad. Pide una habitación, saca su abultada cartera, rebusca y al no encontrar un billete menor, entrega uno de 500 euros como anticipo. Arranca el auto y se dirige a conocer el pueblo.
Al ver el billete, el dueño del hotel no se lo piensa dos veces, coge el billete (léase "agarra" para los argentinos) y se dirige inmediatamente a pagar al carnicero que le había dado el ultimátum de no servirle ningún género mas.
Tan pronto recibe el billete el carnicero, marcha a toda prisa a pagar su deuda con el ganadero que le vende los corderos y terneros. Sorprendido éste último por el pago inesperado, sale corriendo a pagar al proveedor de piensos para animales.
El proveedor, a su vez, toma el billete al vuelo y se dirige a pagar al agricultor quien le vende el grano y hace tiempo que no le puede pagar.
El agricultor, que se había casado recientemente y le había fiado el hostelero el importe del banquete de la boda, tampoco perdió un minuto, tomó el billete y lo entregó al dueño del hotel.
En ese preciso momento, aparece por la puerta el acaudalado turista ruso que venía de visitar la ciudad, diciendo que reemprende su camino decepcionado por el ambiente tan triste del lugar, toma el billete de la mano del hostelero, lo mete en su cartera, arranca el coche y se marcha.
Aún no había perdido de vista la ciudad, cuando comienzan a iluminarse las bombillas de colores de las calles, las melodías de los villancicos resuenan nuevamente por todas partes, la gente alegre por haber saldado sus deudas llenan las calles para hacer las compras y los regalos navideños, el regocijo y la felicidad han llegado a la ciudad.
Aún hay lugareños que dudan si aquel barbudo y rechoncho turista era en realidad Papá Noel, ya que aunque en realidad nadie ganó un euro, hizo el milagro de que todos saldaran sus deudas en Nochebuena.



Entrevista: "Los Fogg" (II)
.