domingo, 30 de marzo de 2014

4

Los timos en los viajes

  • Enumeración de los timos mas frecuentes en los viajes y cómo evitarlos.
timo en la India, calle Nueva Delhi, round the world, La vuelta al mundo de Asun y Ricardo, mundoporlibre.com
Los timos son una forma de sobrevivir en la India

Los timos o pequeñas estafas a viajeros son muy frecuente, pero muchas veces no nos atrevemos a relatar para que no nos juzguen memos o ignorantes, cuando algunos lo hacen, los cuentan atribuyéndolos a terceras personas. 
Personalmente, a excepción del primer viaje a Mallorca, donde caímos como pardalillos y nos vendieron todas las excursiones del catálogo, hemos sufrido intentos de estafas, pero tal vez, por la sabiduría que da la experiencia viajera o porque somos mas desconfiados que ingenuos, raramente han llegado a consumarse.
Existen multitud de timos a los viajeros, tanto que ha dado tema a Peter John para escribir el libro “La Vuelta al Mundo en 80 timos”. Desconozco los que describe porque no he leído este libro “ Around the World in 80 Scams”, pero si quisiera enumerar aquí, los timos mas frecuentes que he tenido conocimiento por habérmelos contado otros viajeros, haberlos leído en blogs o haberlos presenciado en nuestros viajes.
Normalmente estos timos se dan en países del tercer mundo, donde ven al turista como una cartera andante, no hacen distinciones entre turistas millonarios y modestos viajeros independientes, su objetivo es sobrevivir, muchos se pegan a los turistas y hacen del engaño, el timo y la estafa su profesión habitual. No quisiera aquí asociar tercermundismo y pobreza con estafa, también hay ricos deshonestos en España, me viene al recuerdo el lema de uno de los empresarios corruptos del Caso Marbella: “ Cada día que amanece hay un tonto a quien engañar”, solía decir. 
Únicamente quiero manifestar, que la pobreza agudiza la picaresca, por lo que insisto en la precaución del viajero para no caer ingenuamente en uno de estos timos que enumero, aunque si somos sinceros, hay que reconocer que los primeros timadores fuimos nosotros, los europeos, que en las territorios descubiertos ¡cambiábamos a los nativos espejos por objetos de oro y plata!

  •  El timo mas extendido. Cuando se realiza un viaje con una Agencia de Viajes, nada mas llegar, el touroperador intentará venderos las excursiones a un precio muy superior al que podéis encontrar en las agencias de viajes locales. Os asustará diciendo que” contratar excursiones fuera del hotel  es muy arriesgado, que son poco fiables, que si tenéis un percance el seguro no lo cubre...” esto no es cierto, como tampoco lo es que  necesitéis  presentaros a primera hora del día siguiente para confirmar el vuelo, su objetivo es venderos las excursiones antes que nadie. Esto me ha sucedido a mi y lo he visto en la República Dominicana y México.
Cómo evitar este timo: No te presentes a la reunión del día siguiente. El vuelo del grupo, generalmente charter, no se necesita confirmar, no puede haber overbooking, regresa con los mismos viajeros que trajo. Si insisten, llamándote a la habitación, darles larga diciéndoles: “El motivo  de mi viaje es descansar, si cambio de opinión y quiero hacer alguna excursión, se lo haré saber “.

  • Si viajas por libre, seguro que una multitud de taxistas estarán esperándote en la salida del aeropuerto, algunos intentarán cogerte las maletas y llevarlas a su taxi ¡No las sueltes! puede que arranque el taxi antes que te subas tu (me contaron un caso en Colombia) o que ya no puedas negociar el precio comparando la oferta con otros taxistas.
Cómo evitarlo: Contrata por internet el taxi a través del hotel o empresa de transportes. También lo puedes hacer en agencias que hay en las Terminales de Llegadas, adquieres un bono prepago, con un precio fijo y además es mas seguro, ya que queda constancia de la identidad del taxista que realiza la carrera.

  • Es posible que te digan que para ir a la ciudad no hay otro medio de locomoción que tomar un taxi, cuando en realidad existen otros transportes públicos o aerobús (transfer) que te llevan a la ciudad por un precio mas asequible.
Cómo evitarlo: Pregunta a los policías o personal de seguridad, no te fíes de los empleados del aeropuerto, ni por supuesto de quienes te ofrecen el servicio del taxi.

  • Si has contratado el taxi, al llegar, busca el cartel con tu nombre, no des el nombre del hotel, sino todos serán el taxista enviado a buscarte (nos sucedió en Nueva Delhi). 
Cómo evitarlo: Al hacer la reserva, acuerda claramente el lugar que te recogerán y que muestren una cartulina con tu nombre.

  • Ya subido en el taxi, te pueden timar de dos formas, aplicándote la tarifa mas cara, por ejemplo la nocturna mas complemento, o dándote un rodeo innecesario por la ciudad que encarece la carrera.
Cómo evitarlo: Infórmate previamente del precio aproximado a tu destino, pregunta a otros viajeros que hayan hecho este trayecto. No le comentes  al conductor que es la primera vez que visitas la ciudad. Si eres capaz de identificar algunos de los lugares que viste en el mapa, nómbralos al pasar ante ellos, esto le hará pensar al taxista que ya conoces la ciudad.

  • Pero puedes caer en otro timo mas gordo, es posible que al decirle el nombre del hotel, el taxista te diga que el hotel está lleno, que acaba de llevar allí unos cliente, o que incluso intencionadamente, te lleve a otro lugar distinto, donde compinchado con el recepcionista, acabes en otro hotel que le dan el 35% de comisión. A la mañana siguiente, descubres tu hotel a escasos metros, pero has perdido la estancia de esa noche, si ya la tenías contratada y pagada. Sucede muy a menudo en la India.
Cómo evitarlo: Reconfirma la reserva enviando unos días antes un email. Si al llevarte el taxista, el  nombre y el aspecto exterior no corresponde con las fotos que viste en internet, no le pagues, llama al teléfono de contacto de tu reserva y espera instrucciones, no te alojes, seguro que te están timando.

  • Algo parecido te puede suceder visitando lugares turísticos, si al terminar la visita de un lugar preguntas por la localización del monumento mas próximo, te van a decir que hoy esta cerrado y acto seguido llamarán a un taxista para que te lleven a otro, que ¡¡casualmente!!, esta en el otro extremo de la ciudad. Por supuesto, el informador se llevará la comisión del taxista por haberle conseguido ese viaje. Lo cuenta David en su viaje a Bangkok.
Cómo evitarlo: Estar bien informado del horario de visitas y disponer de un mapa para hacerte una idea de la localización y distancias de los lugares.
  • Pero no pueden acabar aquí los infortunios del viajero, posiblemente el taxista decida en el camino llevarte a visitar una tienda de un “ amigo mio con precios excepcionales”, cuando en realidad es una tienda comisionada que aumentarán tu precio directamente proporcional a la comisión que le darán al conductor en gratitud por haberles llevado un cliente. Esto ocurre mucho en la India, tanto en hoteles, restaurantes, transportes, excursiones... la figura del comisionista siempre está presente.
Cómo evitarlo: Para evitar el sobreprecio, no lleves ninguna recomendación, entra tu solo al establecimiento y regatea sin mostrar mucho interés, el ahorro final puede ser de un 50%.

  • En la tienda que nos han llevado, casualmente, hemos encontrado algo interesante para comprar, tenemos ya acordado el precio, pero podemos sufrir otro timo: Que nos den el cambiazo. Consiste en aprovechar un descuido para meterte en la caja otro objeto semejante de menor valor o defectuoso, distinto al que te han mostrado. Le ocurrió a mi suegro en Marruecos, compró unos prismáticos con las lentes de la mejor calidad (20x50) y al abrirlo en España, se encontró que le habían dado el cambiazo por unos de feria (7X50), tres veces mas barato.
Cómo evitarlo: No perder la vista del objeto mientras lo empaquetan, incluso, no ser tímidos y una vez entregado, sin ningún reparo, mirar el interior y comprobar si corresponde con el modelo pagado. Muy importante en artículos caros como cámaras de fotos, informática, audio...

Timos en los viajes,  timos monedas, round the world, La vuelta al mundo de Asun y Ricardo, mundoporlibre.com
 Aprovechado para timar el parecido entre 100 pesos chilenos (0,13 €) y un euro
  • Siguiendo con los taxistas, un timo utilizado en Costa Rica, que lo cuenta Bitets en su blog, consiste en decirte que tu autobús acaba de marcharse y la única forma de darle alcance es tomar un taxi que te lleve a la siguiente parada. El gancho te lleva hasta el taxi, del que recibirá luego una comisión, y tu, seguro, que tendrás que esperar un buen rato en la nueva parada, mientras te lamentas que te hayan soplado una buena suma de dólares por memo.
Cómo evitarlo: Informarte en las taquillas donde venden los billetes y no hacer caso a un desconocido hasta que no has contrastado la información. En los países centroamericanos, los autobuses no cumplen los horarios, parten cuando se han llenado.

  • Aún sin subir en taxis, puedes ser timado por agradables parejitas o personas de apariencia amable, que se dirigen a ti para entablar conversación. Cuando han ganado tu confianza, intentan que vayas a un determinado restaurante, a un local donde dicen que actuará un famoso grupo que nunca aparecerá o simplemente te cuentan mil penalidades, para que acabes pagando tu las consumiciones, el menú o si eres incauto y generoso, les compres ropa y alimentos que terminan revendidos en cuanto te pierden de vista. Esto ocurre frecuentemente en Cuba, así lo relata Dalan.
Cómo evitarlo: Por norma, sospecha de quien se interese por tu nacionalidad, duración de tu estancia...o intente darte información de una tienda o establecimiento determinado sin habérsela pedido. Normalmente busca sacar algún provecho o comisión, no le facilites el camino.

  • Hay una variante de este timo que puede resultar mas costoso. Unas chicas de buen ver, ganchos de un local o pub, entablan conversación con unos jóvenes turistas  encontrados “casualmente”  en la calle. Pronto les manifiestan conocer un “lugar genial para pasar un rato". Ya dentro, comienzan las consumiciones de cócteles y tragos mientras continua la alegre velada, sin  preocuparse los jóvenes de mirar cuales son los precios de ese exclusivo lugar. Cuando la juerga empieza a decaer, las dos chicas dicen ir al baño y desaparecen. No tardan en traerles la desorbitada factura y caer en la cuenta del engaño. Pero aun puede ser peor, echarte un aditivo en el vaso y luego desplumarte de todas tus pertenencias. Nos lo contó una vasca, compañera de viaje, que le había sucedido a su hermano: De madrugada, se encontró en la calle, sin cartera, sin reloj, cadena de oro... y con el único recuerdo de haber intentado “ligar”a una caribeña.
Como evitarlo: Desconfía de esos encuentros “casuales”, la facilidad para ligar y la familiaridad conseguida en apenas unos momentos de conversación. 

  • Esta desconfianza, sirve tambien, para evitar timos como el que intenten venderte artículos sucedáneos por auténticos. Ocurre en muchos países de Asia y África, que te venden ropa imitada de prestigiosas marcas, maderas teñidas para hacerlas pasar por nobles, medicamentos cómo la Viagra, CDs y DVDs piratas de música y películas mas taquilleras, objetos de falsa piel, marfil, perfumes... En Marruecos imitaciones de fósiles como los trilobites, en Egipto piezas arqueológicas falsas, en Mongolia huesos de dinosaurio fabricados con plástico y marmolina. En Cuba buscan timarte con falsos puros Cohiba o ron HabanaClub. En la República Dominicana, el timo es con ámbar falso y en Colombia, cuelan cristal verde por esmeralda, a un cuñado le dieron el timo en el viaje de novios. En Varadero presencié como a una pareja de novios madrileños, ingenuamente les timaban: Dos supuestos amigos de los camareros del hotel todo incluido cercano, que según les contaron ”podían cada noche distraer (sisar) botellas de ron sobrantes ”, les pidieron por adelantado la mitad del dinero para comprarles el ron a sus amigos camareros a muy buen precio, y la mochila, “para esconder las botellas de la policía”, como habréis adivinado, al día siguiente, ni apareció el ron ni la mochila. 
Como evitarlo: Recela de la autenticidad cuando haya mucha diferencia entre el precio oficial y el que te ofertan. Si no entiendes, busca algún experto de confianza que examine el artículo antes de entregar el dinero. Pero mi recomendación es que las piedras preciosas, perlas o metales  preciosos es mejor comprarlos en un establecimiento de prestigio y exigir el certificado de autenticidad.

  • El tema del dinero lleva consigo muchos timos. El mas corriente, es que se ofrezcan a cambiarte divisas, con un cambio aparentemente mejor que el cambio oficial. Los que lo hacen son timadores profesionales, con la escusa de que  pueden ser detenidos por la policía te meten prisa, entregándote billetes falsos, de menor valor o que no corresponden con la cantidad. Esto se da mucho en Cuba donde circulan dos tipos de pesos: El Peso Convertible Cubano (CUC) y el Peso Cubano. El primero es utilizado por los turistas y el segundo, usado por los cubanos nacionales. Este último, apenas les sirve a los turistas, si exceptuamos, comprar fruta en los mercados o tomar un helado. El valor es muy diferente, el peso convertible vale 20 veces mas que el otro. Ahí esta el timo, darte billetes de pesos cubanos por pesos convertibles. Pau cuenta un caso en su blog. El fenómeno de los cambistas callejeros también se dan en muchos países asiáticos, donde se aprovechan porque al cambio te dan un gran fajo de billetes (60 € = 1.000.000 rupias indonesias) y éstos resultan desconocidos para los turistas.
Como evitarlo: Nunca cambies billetes en lugares no oficiales, seguro que terminarás estafado. Utiliza tu tarjeta bancaria, los cajeros te proporcionarán billetes de la divisa nacional. En Cuba cambia en los bancos y en CADECA (Casas de cambio gubernamentales). 
timo, factura, cuba, vuelta al mundo, round the world
  • Otro timo muy corriente es añadir en la factura cantidades de conceptos inexistentes que contabilizan en la cantidad total. Nos ocurrió a nosotros hace años en el aeropuerto de La Habana, del que guardo el ticket archivado con el álbum de las fotos. Pretendían cobrarme 56,90 dólares cuando en realidad eran 49,95, comprobarlo vosotros mismos haciendo la suma. Me di cuenta de este timo, porque quería deshacerme de los últimos 50 dólares y había calculado previamente toda la compra.
Como evitarlo: Calcula previamente el coste aproximado, sin decimales y luego revisa el ticket si se desvía significativamente de lo calculado.

  • Aprovechando el alto valor o  la rareza de un billete, es posible, que algún desaprensivo intente darte el cambio mal, es otro timo corriente, pero no solo en el extranjero o en países tercermundistas, a nosotros nos sucedió, hace un tiempo, en Sevilla, entregamos para comprar el pan un billete de 1.000 pesetas y nos devolvió el dependiente cambió de 100 pesetas. Ante nuestra reclamación, juraba que no era así, fue necesario acercarnos a mirar su caja registradora, para que apareciera encima nuestro billete nuevo, como los que llevábamos en la cartera.
Como evitarlo: Contar siempre el cambio, especialmente en el taxi, no abandonarlo hasta no revisar las vueltas, las prisas y la habilidad prestidigitadora de algunos, juega en nuestra contra. Todos los billetes, en cualquier idioma, siempre aparece en dígitos la cantidad, el número suele estar en los bordes.

  • La calle esta llena de buscavidas, como mendigos que trabajan para un explotador, que los emplea para sacarles a los turistas el dinero contándoles historias capaces de ablandar el corazón mas insensible. Pero el asunto de la limosnas, da tema como para dedicarle un post entero. Ahora quiero centrarme en otros pedigüeños que pululan junto a los templos asiáticos, son falsos monjes, piden limosnas a los turistas o les ofrecen incienso, ofrendas o una flor que deben arrojar al lago mientras ellos ofician una ceremonia, al terminar les piden el pago del oficio sagrado que ellos no han demandado. Así lo cuenta Miguel
Como evitarlo: Los monjes auténticos no insisten, ni te cogen del brazo... tienen otros modales para pedir. Las ceremonias y ritos son gratis, libremente les das la limosna que quieras, nunca la exigen.

  • Otro timo a turistas muy utilizado, es tener colocada en la mesa del restaurante, una botella de vino de calidad aunque la bebida o vino, mas modesto, esté ya incluido en el menú. Si mientras llegan las viandas, se te ocurre abrir la botella expuesta en la mesa, te la cargan como extra en la cuenta, con un valor muchas veces mas superior que la propia comida. Nosotros lo vimos como timaban de esta forma a  varios turistas en Alcalalí (Alicante). Pero en Madeira (Portugal), aún es mayor el cebo. Nada mas sentarte, suelen traerte un plato de quesos y embutidos, no son las tapas que en muchos restaurantes sirven como atención de la casa mientras esperas, en esta isla, si caes en la tentación de probarlos, te lo cargan en la cuenta, sino los retiran cuando sirven el primer plato. 
Como evitarlo: Pregunta lo que incluye el menú. Comprueba en la factura si se han incluido extras que no te han servido o no probaste.

  • Existen otros pequeños timos, no de la gravedad de echar veneno a la comida para luego recomendarle al turista “ una excelente clínica privada”; aunque lo cite la Guía Lonely Planet, referido a la India, personalmente, lo considero un bulo por el riego que  supone para el timador: Si se descubre el truco, repetido para ser rentable, le cierran el hotel. Pero si son creíbles los pequeños timos, como pedirles a los turistas que les cambien las monedas de euro, obtenidas en propinas, por billetes, con la excusa que los bancos solo aceptan papel, momento que aprovechan para darte monedas muy semejantes al diseño del euro pero de menor valor. Esto ocurre a menudo en Turquía, donde cambian la nueva lira turca por monedas de 2 euros casi idénticas pero con un valor tres veces inferior. Lo relatan en el blog ConlaMochila. A nosotros recientemente, se nos acercó un joven en el aeropuerto de Panamá, descubrió que éramos españoles y me pidió un euro porque coleccionaba monedas. Justo cuando se alejaba de mi, salía mi esposa del baño, se acercó a ella y le pidió lo mismo, me di cuenta del timo, corrí hacia él y no pude menos que decirle “Pidiendo un euro, ¿no tienes esa moneda ya repetida? Echa a correr y no pares, sinvergüenza.”
Como evitarlo: No te fíes de los pedigüeños si aprecias que lo realizan con soltura. Pedir resulta vergonzoso, a no ser que hayan hecho de la mendicidad una profesión.

  • Muchas veces creemos que la policía será nuestro aliado para librarnos de los estafadores, pero no siempre es así. En Sudamérica el sueldo de los agentes es muy bajo, entonces suelen utilizar como complemento el dinero que sacan a los turistas por multas que difícilmente se las pondrían a un nativo, por ejemplo, por no llevar la documentación de identidad encima. Si alquilas un coche, cualquier pretexto les sirve para aplicarte “la mordida”. Lo experimentamos en el interior de la República Dominicana, nos paró un guardia sin motivos aparentes, nuestro amigo dominicano le entregó unos pesos junto con la documentación del coche y proseguimos nuestro camino.
Como evitarlo: Lleva fotocopia de tu documentación encima. En cuanto a lo segundo, ya no depende de ti, solo te queda intentar que te reduzcan al máximo la sanción, alegando que no dispones de mas dinero encima, ellos buscan dinero efectivo. No te metas en líos envalentonándote como menciono en Consejos de Seguridad.

  • Como veréis timos hay muchos, no se si será por que los estafadores disponen de mucho tiempo o porque la necesidad agudiza el ingenio, pero la verdad es que cada día nos sorprenden con uno nuevo. Voy a terminar con uno muy original, que algunos dicen que le sucedió a un tal Curro de Jerez, pero hace tiempo que un excorresponsal de la BBC en la India, había relatado la búsqueda de una pareja de estafadores en Nueva Delhi que realizaban este timo: Consiste en manchar con excrementos los zapatos de los turistas, para que luego, unos metros mas adelante, un compañero se ofrezca a limpiarlos a cambio de unas buenas rupias.  Spainsun, el adminstrador de la web Los Viajeros.net,  lo cuenta con mucha gracia junto con otros timos muy habituales en la India. 
Como evitarlo: No se me ocurre el modo. Si me viera en esa ocasión, sabiendo ya de lo que va el timo, me limpiaría el zapato con un kleenex (pañuelo de papel) y se lo entregaría como agradecimiento al gancho (compañero del timador) que me ha avisado. 

Para terminar, la lista de timos es muy grande, la agencia de viajes inglesa Justtheflight ha reunido en una infografía 40 de estos timos viajeros.


.


Comparte esta entrada

votar

4 comentarios:

Sara Martinez dijo...

Me guardo este post como oro en paño, por si aca ;). Gracias por escribirlo!

Ricardo Ribalda dijo...

Hola Sara:
Esta bien andar prevenidos, pero puesto el piloto del "sentido común" son fáciles detectarlos a tiempo.
Gracia a ti por seguirnos.
Saludos.

Susana Saez Vergara dijo...

Genial recopilación. Yo de momento no me puedo quejar porque he esquivado todos los timos que han hecho a mis compañeros de viaje. Voy a añadir unos pocos de mi propia experiencia.
En México, en Cancúnde viaje de fin de curso, ese tipo de la tour-operadora que te vende las excursiones nos vendió la moto de que para agilizar el pago de las tasas en el aeropuerto porque el mostrador estaba alejado y éramos muchos y así no nos gastabamos ese dinero, nos hacían el favor de recoger nuestros billetes de salida y el dinero de las tasasy guardarlos. Yo desconfíe por cómo sonaba todo, pero vi como todos mis compañeros entregaban su billete. Las tasas las pagaron, pero el día de salida a unas amigas nuestras les dijeron que habían roto una silla de terraza y que habían quemado con un cigarrillo una colcha. Ninguna de las dos cosas eran culpa de ellas pero si querían que les dieran sus billetes de salida tenían que pagar por los desperfectos 200$. Al final regatearon a 100$.
Conclusión: nunca se suelta ni el pasaporte ni el billete de salida.

En Egipto el timo fue que un amigo acordó por una chilaba 80 libras egipcias, pago con 100, a lo que el egipcio las cogió se las metió en el bolsillo y dijo: "80 por la chilaba y 20 de propina". Como a cabezona no me gana nadie, conseguimos que nos devolviera esas 20 libras.
Conclusión: Nunca sueltes el dinero sin tener ya cogidas las vueltas.
Y siguiendo en Egipto, a mis padres en su primer viaje les vendieron una biopsia de azafrán que examinada con calma era serrín teñido.

Y ahora sin irse tan lejos.
De mendigar es muy habitual ver en la estación al rumano (en mi caso) que va pidiendo unas monedas porque le faltan unos euros para el billete de bus. Un mes después vuelves a la estación y ves que sigue el mismo rumano pidiendo para el billete.

Y un profesor mio que volvía de sus vacaciones por Bélgica le ofrecieron en el tren de regreso un refresco en una lata. Dijo que al bebersela noto como si tuviera algo pegado en la base de la lata. Se despertó en el anden de la estación horas después de que el tren se hubiera marchado y sin mochila ni pertenencias.
Esta es difícil de evitar pero siempre viene bien examinar los envases.

Aprovecho para advertir que últimamente se estila robar los objetivos de las cámaras tipo reflex, así que mucho cuidado si se lleva colgando del hombro.

Ricardo Ribalda dijo...

Hola Susana:
Muchas gracias por compartirnos esos timos, seguro que también otros viajeros te lo agradecerán, hay que ser precavidos y estar siempre en alerta.
Un abrazo.